loader
banner
ACI tiene como uno de sus objetivos fundamentales dotar al sector inmobiliario del mayor nivel de transparencia posible, y una agencia independiente de rating podría contribuir notablemente a ello. Si logramos clasificar los riesgos inmobiliarios de una forma fiable y estandarizada estaremos aportando confianza al inversor y a la sociedad en general, y eso contribuirá a reforzar y aportar estabilidad al crecimiento que vive hoy el sector inmobiliario y que nos hace tener unas perspectivas de futuro muy optimistas.